Primeros pasos en la Ilustración.

Preguntas frecuentes:primeros-pasos.

 

Este es un tema bastante amplio y probablemente lo iré armando poco a poco. También es una forma de responder esas inquietudes que me son imposibles de ahondar en mensajes privados, que es el medio que con frecuencia muchos amigos me hacen sus consultas. Espero que les resulten útiles : ). Empecemos:


¿Qué consejo me puedes dar?

Esta pregunta es tan habitual como frustrante… ¿Cómo responder algo tan poco específico?… pero creo que después de todo, sí existe algo que decir a éstas palabras. Si es la primera vez que preguntas por un consejo a alguien que viva de esta actividad, puedo empezar por anímarte a preguntar a mucha gente más, principalmente para obtener variedad de opinión, ya que ni mi palabra ni la de ningún colega es la verdad única y absoluta, y además sirve para hacerte el hábito de aprender cómo abordar a las personas de este medio. Sé paciente, no te ofendas si no obtienes respuestas, siempre puedes insistir amablemente. Muchas veces no es por mala voluntad sinó a que es físicamente imposible responder a cierto número de mensajes diarios. No seas tímid@) y recolecta consejos y compleméntalos con tu propia investigación. Internet rebosa de buenos tutoriales, blogs, canales de youtube donde puedes hacer búsquedas sobre diversas técnicas, uso de herramientas, etc.

Ser un preguntón amable puede llevarte mucho más lejos que ser tímido con un gran mundo interior, o un extrovertido sarcástico.


¿Qué estudiaste para ser Ilustrador?

Yo estudié diseño gráfico por 4 años, por entonces con la idea de aprovechar o canalizar mi interés por el dibujo. Aunque era una idea equivocada o al menos incompleta, ahí aprendí muchas cosas que efectivamente uso al hacer mis trabajos de dibujo ; photoshop, diseño aplicado a composición y semiótica, cosas relativas a medios impresos, historia del arte y mucho más.

Actualmente sé que se imparten carreras de ilustración como tal, también sé de escuelas de dibujo. Honestamente creo que cualquiera de esas opciones puede ser un buen complemento para un auto aprendizaje, pero no esperes que ninguna de ellas te lleve de la mano a conocer el “mundo real” de este oficio, solo son un apoyo para que sepas “de qué se está hablando” para cuando llegue el momento en que probablemente, por recompensa a tu propio esfuerzo explorando y mostrando tu trabajo, encuentres el medio en el cual desenvolverte.

Respecto a estudiar bellas artes, si bien puede impulsar tu conocimiento y práctica de el aspecto plástico, creativo y histórico de esta actividad, debo decir que tendrás que relegar tu aprendizaje de los aspectos prácticos y comerciales a pequeños momentos libres.


¿Se nace con el don, o se aprende?

Creo que ambos caminos pueden dar como resultado un excelente autor y profesionalmente competente. Es interesante notar que hay una pequeña tragedia implícita (para una de las partes) en esta afirmación.

Las personas que tienen talento innato poseen el potencial de convertirse en un ilustrador excepcional, pero el “medio profesional” suele estar mayoritariamente ocupado por personas que se esforzaron mucho, debido a la falta de ese talento innato.

Algo así como la fábula de la tortuga y la liebre.

Ahora, debo agregar que existe una “letra pequeña” que se omite en este paradigma tan estilizado y es ; El esfuerzo lleva con garantía casi absoluta al éxito… pero a condición de tener un talento especial para detectar en qué invertir ese constante esfuerzo.

Si se cumple esa condición de enfocarte en los hábitos que realmente ayudan a mejorar, puedo decir que he visto muchas veces a gente que no tenía un don especial para dibujar convertirse en profesionales hechos y derechos.


¿Con qué materiales podemos empezar a practicar?

Independiente de la temática o género en el que queramos especializarnos, creo que lo mejor es iniciar con un cuaderno de dibujo y lápices grafitos comunes. Por extensión, hay que ahondar en que QUÉ haremos con estos materiales tan sencillos, ya que honestamente, lo más importante es dominar el dibujo, el análisis y la capacidad de interpretación, antes de explorar una técnica de color o materiales variados.

Hace tiempo un profesor me recomendó llenar un cuaderno de dibujo de 100 páginas por mes, con bocetos de personas, rostros, poses, expresiones, manos, animales, objetos de la vida diaria,cualquier cosa que estuviese a mi alcance. Salir a dibujar a la calle, lugares, paisajes. Al resultar algo tan difícil de conseguir, por el tiempo que entonces me tomaba hacer un solo dibujo, me explicó que el secreto es dibujar aspectos, detalles, o lineas generales. No dibujos terminados al 100% sino aquellas cosas que llamaban mi atención y que no eran ciertamente lo literal que estábamos viendoen el modelo.

Por ejemplo, al mirar una persona parada esperando el metro, un aspecto no literal ni relacionado con sus detalles, es la pose casual que adopta al estar ahí, simplemente esperando. Darse cuenta de que esa pose nos dice muchas cosas, como el carácter, edad, genero, estado de ánimo o energía, equivale a cuando por fin Neo pudo ver la Matrix en código.

Por supuesto, es no suele ser un evento que ocurra rápidamente, por ejemplo, Mientras pude poner en práctica de llenar cuadernos, aprendí más rápido que en ninguna otra etapa de mi carrera. Se aprende a cuentagotas, por ejemplo, una cosa valiosa cada 50 dibujos, por ende si haces mil dibujos, podrás decir que aprendiste unas 20 cosas determinantes.


Estilo propio vs copiar.

Esto nos preocupa mucho a todos al inicio, pero el tema es complejo, amplio, presente en muchas etapas de nuestro desarrollo, me referiré a la concerniente a los primeros pasos.

Primero que todo, definamos un poco con ayuda de un diccionario:

– Estilo: “Conjunto de rasgos que caracterizan a un artista, un género, una obra, una época o un periodo artístico.”

– Copiar: “Reproducir fielmente un modelo original, imitar algo o a alguien.”

Creo que hay patrón en todos los procesos de aprendizaje y es ; “aprendemos cuando imitamos.” Es absurdo llamar a un cachorro de león “copión” o poco original por imitar a su madre en la forma en que realiza la cacería. Luego de aprender lo fundamental, ya podemos empezar a improvisar, pero no es sano angustiarse por querer hallar algo característico en nuestras obras apenas estemos empezando, eso normalmente es un proceso gradual, de estudio, análisis y depuración, el cual es adicionalmente muy entretenido y satisfactorio.

La mayoría quiere obtener un “estilo propio” porque han notado que si la gente reconoce tu trabajo de entre los hechos por otros, quiere decir que tienes un nombre o reputación. Desear eso no tiene nada de malo, pero, esto suele ser consecuencia de un camino recorrido, y no al revés.

Ahora cambiemos la perspectiva de lo anterior:

Entonces, ¿Debo enfocarme en copiar y aprender, casi en modo “come y calla” sin jamás dar rienda suelta a las ideas que pasan por mi cabeza a cada momento? Para nada.

Re inventar la realidad es la meta última y de eso se compondrá nuestro futuro estilo. Pero muchos autores te dirán que la condición es re interpretar DESPUÉS de hacer un estudio a consciencia de la materia que vamos a re interpretar. De otro modo solo estamos perdiendo el tiempo, tanto como lo sería contarle a alguien de qué va un libro sin haberlo leìdo. ” mira yo creo que es malo porque portada me trasmitió así como una mala vibra….” ….Wapáh!!!!

La gente que se empeña en dibujar solo lo que pasa por su cabeza, mejora muy lento, y muy poco. Nuestra mente nos suele jugar en contra, dejándonos en un loop muy pequeño, una zona de confort minúscula haciendo una y otra vez solo lo que nos gusta hacer aunque esto repetitivo.

 

Espero ir agregando nuevas preguntas a esta lista, gracias a todos.

 

curso 2014